julio 10, 2014

SIN INSTITUCIONES SÓLIDAS, NI PROGRESO, NI DESARROLLO

Hace mucho tiempo el tema de la calidad de las instituciones nacionales se ha dejado de lado en discusión, debates y estudios. Si bien nuestro país tiene ilimitadas oportunidades para progresar y desarrollarse, mientras que el gobierno y las instituciones no sean transparentes, confiables y predecibles no lograremos un cambio sustancial en la vida de los peruanos.

Es realmente preocupante nuestra situación institucional, según una encuesta de Ipsos Apoyo publicada el pasado día 22 sobre nivel de aprobación de poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) –responsables de lograr los cambios y el desarrollo de la democracia– peligrosamente se encuentran en el más bajo porcentaje de desconfianza política y jurídica con tendencias de grave caída desde el 2011, el Ejecutivo 15% de aprobación (cae desde 34%), Legislativo 9% (cae desde 18%) y Judicial 13% (cae desde 22%).

Las razones de esta mayoritaria desconfianza tiene estrecha relación con una informalidad política donde destaca el clientelismo y prebendarismo; falta de capacidad y creciente fragmentación, con gran número de congresistas cuestionados, investigados o denunciados que impide al Congreso equilibrar o servir de contrapeso las acciones del gobierno; administración de justicia endeble, de muy baja calidad, sin transparencia, y sujeta a prácticas corruptas; Policía con limitaciones de recursos y capital humano para enfrentar el crimen y delincuencia; y una escasa credibilidad y bajísimos niveles institucionales de los partidos políticos.

Diferentes organizaciones como el Foro Económico Mundial, Political Risk  Services, Policy Network, Fundación Libertad y Progreso o Barómetro Latinoamericano nos ubican relegados y con muy bajos índices de calidad institucional, además, James Robinson, investigador de la Universidad de Harvard, quien participó en Lima (9 y 10 junio pasado) en el II Foro Industrial “industrialización e institucionalidad”, nos advirtió que la debilidad institucional nos puede llevar al fracaso como país, manifestando que aún tenemos un Estado débil, clientelista y sin servicio civil, con un sistema fiscal muy inadecuado y muchos problemas para ejercer su autoridad en buena parte del territorio.

Bajo este panorama, requerimos todavía de muchas décadas para atravesar el umbral del desarrollo, pero para ello se requiere mantener un adecuado flujo de inversiones, mejorar significativamente la calidad del capital humano y elevar sustancialmente la productividad, lo cual depende de que mejoremos la calidad y capacidad de nuestras precarias instituciones para hacer más eficiente la acción del Estado.
Artículo de Alfredo Palacios Dongo publicado en el diario EXPRESO, fecha 5 de julio de 2014

junio 25, 2014

TRABAJO INFANTIL: ABERRANTE EXPLOTACIÓN

Según Convenio OIT 138 (año 1973) la edad mínima para trabajar es de 15 años (art.2) y 13 a 14 años para trabajos ligeros (art.7), sin embargo, nuestro país se acogió a una excepción para naciones cuya economía y medios de educación se encuentran insuficientemente desarrollados, adoptándose 14 años como edad mínima y 12 años para trabajos ligeros.  
No tenemos cifras claras sobre la incidencia del trabajo infantil, ni menos información sobre tipo de actividades, intensidad ni horas de trabajo en los niños, niñas y adolescentes, publicándose solo caracterizaciones generales. Las más recientes cifras indican que de más de 7 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 6 a 17 años, alrededor de 2 millones trabajan, y de ellos, un millón son niños entre 6 y 13 años –70% en zonas rurales– que están imposibilitados de hacerlo.

El restante millón registra adolescentes entre 14 y 17 años, aunque permitidos para trabajar, casi el 40% ejecuta actividades laborales peligrosas hasta más de 36 horas semanales que afectan su salud o seguridad (Convenio OIT 182 art.3d) como ayudantes de construcción civil, estibadores, cargadores, en aserraderos, cocinas, minas, etc.

Existe abundante legislación sobre la erradicación del trabajo infantil pero lamentablemente la incidencia no disminuye. En setiembre 2012 se aprobó la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil, y el Nuevo Código del Niño, Niña y Adolescente está pendiente de debate congresal hace un año.

El trabajo infantil es una aberrante explotación que enfrenta a niños a condiciones injustas e intolerables que ponen en peligro su salud, su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social, y además refuerza el círculo vicioso de la pobreza impidiéndoles mejorar o concluir su educación reduciéndoles la oportunidad de un futuro mejor.

Bajo este panorama, no debe haber objetivo gubernamental que merezca más alta prioridad que el desarrollo y protección de los niños, sin embargo, proliferan los discursos, promesas y campañas, y este flagelo seguirá incrementándose en nuestro país mientras no se mejore el empleo e ingreso familiar, la oferta educativa y sistema de salud, las alternativas productivas y el control, monitoreo y asistencia de niños y adolescentes víctimas de explotación laboral y sexual, además, mientras no se aumente la edad mínima de trabajar a 15 años ni se sancione como delito la explotación laboral de menores.
Planteamientos

junio 19, 2014

10 GOBIERNOS REGIONALES EN ALERTA ROJA

Los casos de ingobernabilidad en varias regiones del país aumentan de manera preocupante.  En un anterior infodiario, mostramos la grave situación de siete gobiernos regionales, cifra que sube a diez con las denuncias contra Gregorio Santos de Cajamarca, Klever Meléndez de Pasco y Jorge Velásquez de Ucayali. Aquí no queremos hacer una cacería de brujas, pero sí mostrar el problema en su real dimensión y proponer algunas vías para salir de esta grave situación.
Poner el dedo solo en la mala gestión de los Presidentes Regionales sería olvidar factores estructurales que subyacen al sistema de descentralización: instituciones precarias, sistemas de control que se limitan a las formas y los papeles, partidos políticos convertidos en franquicias al servicio de intereses privados, el peso creciente de la economía ilegal, entre otros. Es indispensable reordenar y relanzar la descentralización en un marco más amplio que es el de la reforma del Estado con decisiva voluntad política. Atacar los casos de corrupción es fundamental, pero como única medida es insuficiente frente a los problemas de fondo que son mayores.
Otra Mirada

junio 16, 2014

QUIENES SON LOS RESPONSABLES EN LA CRISIS DE LA DESCENTRALIZACIÓN

¿Ha fracasado realmente el proceso de la descentralización en el Perú? En nuestra secuencia Las cosas como son, Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP) y Javier Torres, director de Noticias SER, conversaron sobre este tema.
Según Torres, “lo que ha fracasado es la capacidad de las instancias nacionales para acompañar el proceso de descentralización”, es decir, que instituciones tan importantes como la Contraloría General de la República y el Congreso se desentendieron del proceso. Es más, durante el último gobierno del APRA se disolvió el Consejo Nacional de Descentralización para convertirlo en una secretaría, con un rango menor. Después del 2005 se rechazó propuestas de integrar regiones, luego no hubo acuerdos políticos.

Ambos panelistas coinciden en señalar que disolver los departamentos en la descentralización no ha sido viable, ya que hay realidades históricas e identidades distintas. Por ello, es positivo promover mecanismos intermedios de coordinación e iniciativas de cooperación, que incluso puedan tener atribuciones de un pliego presupuestal. Un ejemplo de ello es la Mancomunidad Regional de los Andes (integrada por Ayacucho, Apurímac, Ica y Huancavelica).

Enlace Nacional

junio 11, 2014

SOBREVALORACIÓN EN COMPRAS A HOSPITALES EN LAMBAYEQUE

A los 5 primeros procesos de licitación para la adquisición de equipos médicos que vienen siendo investigadas en la Gerencia Regional de Salud (Geresa), y cuyo resultado a la fecha se desconocen aún, se suman a la fecha otros 20 que la Oficina de Control Institucional dispuso se determine – a través de peritajes – si hubo o no sobrevaloración en los precios. Procesos de compras se consumaron en el 2012, cuando cuestionado Juan Carlos Contreras Guerrero se desempeñó como administrador de esta dependencia.
Según una fuente de información, la determinación de la Oficina de Control Institucional de la Gerencia Regional de Salud, de investigar las compras realizadas hace dos años, obedece a la marcada diferencia en los precios en que se adquirieron los equipos médicos que sirvieron para implementar no solo el Hospital Belén de Lambayeque, sino también el Centro de Salud de Mochumí, donde anteriormente se había dispuesto ya se practiquen hasta 5 peritajes a similar número de licitación para la compra de equipos.

Marcada diferencia por cuanto en el marco de la política de la Geresa por implementar los diversos nosocomios, Centros y Puestos de Salud en Lambayeque, tras la salida de Juan Carlos Contreras Guerrero en el cargo de administrador, se habría detectado que los precios de los años 2013 y 2014 con que se compraron equipos e insumos diversos – en comparación a las del 2012 – registraban una notoria diferencia, motivando a que se disponga su investigación.

Esta vez, según la información recabada por este medio de comunicación, se da cuenta que los 20 procesos bajo sospecha guardan relación con la compra de equipos e insumos médicos para el Hospital Belén y Centro de Salud de Mochumí hacia donde los investigadores centraron la atención por cuanto habrían saltado a la vista las groseras sobrevaloraciones de precios.

En el caso del Hospital Belén de Lambayeque, en atención al Plan Anual de compras colgado en el portal del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace), se proyectó la realización de hasta 38 procesos de licitación, los mismos que se cumplirían teniendo como fuente de financiamiento recursos ordinarios, directamente recaudados y propios; sin embargo, el olfato investigador de los funcionarios de la Oficina de Control Institucional los habría llevado a determinar que sobre este plan se practiquen peritajes y cruce de información sobre más de 15 procesos de licitación, que tienen que ver con el pago de servicios, compra de insumos diversos para laboratorio e insumos médicos para las diversas área de este nosocomio.

Mientras que en el caso del Centro de Salud de Mochumí, además que se dispuso anteriormente se investigase el gasto destinado para la rehabilitación de sus ambientes, por un monto superior a los 380 mil nuevos soles, la OCI dispuso se haga lo propio – en el mes de mayo de este año– con otro proceso que determinó la compra de equipos, realizada con recursos ordinarios.

Los peritajes a practicarse sobre todas estas compras dispuestas para ambos centros hospitalarios en el 2012 superan largamente el millón 200 mil nuevos soles, situación que complicar una vez más la situación del cuestionado exadministrador Juan Carlos Contreras Guerrero, pues a pesar que sobre éste pesan más de una investigación, a nivel administrativo, fiscal, judicial y de Contraloría – este personaje gozaría del respaldo de la gestión de Humberto Acuña Peralta, toda vez que luego de ser retirado por los múltiples cuestionamientos en la Gerencia Regional de Salud pasó a convertirse nada más y nada menos que en el responsable de la Oficina Regional de Programación y Promoción del Inversiones (OPI) del gobierno regional de Lambayeque, e incluso habría sido propuesto para ascender al puesto de gerente general tras la renuncia al cargo de Francisco Cardoso Romero, según trascendió.

Recordar que sobre Juan Carlos Contreras Guerrero pesa además una investigación fiscal, en la que se ha solicitado se le imponga una condena de 28 años de cárcel, dado a que según información contenida en el expediente Nº 853-2012 habría cometido - junto a un grupo de 14 trabajadores - irregularidades en la pretendida ‘compra’ de uniformes para los servidores administrativos de la Gerencia Regional de Salud. Sobre él pesan la imputación de los delitos de Colusión Agravada y Negociación Incompatible.

Para la sospecha
Al cierre de la presente edición, Expresión tomó conocimiento sobre la abrupta salida de la jefa del área de Logística de la dependencia regional, ingeniero María Gonzáles. Esta decisión quizá haya pasado desapercibida a no ser que esta profesional, cuya plaza de origen es el Hospital Regional de Lambayeque, venía cumpliendo un efectivo y articulado trabajo con los funcionarios de la Oficina de Control Institucional (OCI), que había motivado el cumplimiento de las pericias para determinar las sobrevaloraciones.

En otras palabras, según contó la fuente informativa, se cortó toda posibilidad de continuar fiscalizando otras situaciones que habían sido ya evidenciadas desde el área que jefaturó María Gonzáles hasta hace algunos días.

● Según se informó a Expresión, ingeniero Guillermo Castillo Díaz fue designado responsable para cumplir todas las pericias a compras en Geresa.

● Castillo Díaz también ha practicado pericias en la ex Dirección Regional de Cultura durante gestión de Carlos Mendoza y hace poco a los 10 volquetes adquiridos por Municipalidad Provincial de Chiclayo.
Semanario Expresión